Acuicultura

Qué es el estreptococo y cómo los peces pueden contraer la enfermedad

22 junio 2021

El estreptococo es una de las infecciones más comunes en la tilapia

De acuerdo con una investigación de la revista de Ciencia Veterinaria y Salud Pública, la agricultura es una de las ramas de producción animal de más rápido crecimiento. Por ello, es de suma importancia saber un poco más sobre las enfermedades que involucran a los peces y otros animales acuáticos. Una de las más graves es el estreptococo, una bacteria anaeróbica que tiene forma de cocos y se encuentra en ambientes de agua dulce, salobre o salada.

Aunque los animales son susceptibles a varios tipos de enfermedades en territorio acuífero, la infección de peces por estreptococo es una de las principales en el cultivo de tilapia. Este último, también, corresponde a una gran parte de la producción acuícola en Brasil y crece alrededor de un 14,2% al año, según un estudio del Ipea (Instituto de Investigaciones Económicas Aplicadas), realizado en 2017. Esto genera una reducción de la productividad, mortalidad significativa de peces e importantes impactos económicos.

¿Cuál es la proporción de la producción acuícola mundial y nacional?

Un estudio de la Food and Agriculture Organization (FOA) demuestra que la producción de proteína a partir de peces y otros animales acuáticos ya abastece la mitad de la demanda mundial. Además, es capaz de atender a la otra parte en expansión, que está en busca de alimentos.

La profesora y doctora del Centro de Acuicultura de la Unesp (CAUNESP) Fabiana Pilarski afirma que uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad es garantizar alimentos en cantidad y calidad adecuadas para una población en constante crecimiento. “Según las previsiones, seremos unos 9.000 millones de habitantes en el siglo XXI, y una de las grandes promesas para el suministro de proteínas de calidad a las personas es el pescado”.

La producción de tilapia en Brasil llama la atención por su gran crecimiento, con un entorno favorable tanto en relación al clima como en las reservas de agua. Según Fabiana, nuestro país es el segundo mayor productor de pescado del continente latinoamericano y el cuarto mayor productor mundial de tilapia.

Sin embargo, hay que estar atento a la aparición de brotes de infección de alta mortalidad y signos neurológicos por estreptococo. “La resistencia bacteriana a los antimicrobianos, que han ido surgiendo a un ritmo desproporcionado al desarrollo de nuevas alternativas profilácticas y terapéuticas, es un escenario preocupante”, revela Fabiana.

Conozca las especies de estreptococo más comunes en peces y sus serotipos:

S. agalactiae (Ia, Ib y III): es responsable de la meningoencefalitis y septicemia en una variedad de especies piscícolas. Además, es la que registra el mayor número de casos y, por consiguiente, su importancia económica es mayor.

S. iniae: también es responsable de la meningoencefalitis en la tilapia del Nilo, especie de origen africano que se introdujo en Brasil.

¿Qué sucede cuando los peces contraen estreptococo?

Hay dos formas de transmisión de la enfermedad a los peces: la directa, que es el contacto de un pez sano con uno infectado, y la indirecta, por las bacterias presentes en un agua con poco oxígeno y alta concentración de amoniaco.

Pedro Henrique Magalhães Cardoso, médico veterinario y posdoctorante en Acuicultura en VPS-FMVZ/USP por el Programa Nacional de Postdoctorado (PNPD) de la CAPES (Coordinación para el Perfeccionamiento del Personal de Educación Superior), explica que las manifestaciones clínicas de la estreptococosis en peces ocurren principalmente en el verano y son de dos tipos: clásica y atípica.

Él señala que en la manifestación clásica del estreptococo, los principales cambios observados son: aumento de volumen en la región abdominal, natación errática (peces nadando en la superficie en círculos), exoftalmos (ojos saltones) y alta mortalidad. Ahora bien, en la manifestación atípica del estreptococo, hay brotes de mortalidad en los lotes, sin embargo, no se observan animales con signos clínicos clásicos. Los animales se vuelven letárgicos y terminan muriendo sin signos clínicos. No hay lesiones externas, sin embargo, en la necropsia se observan muerte del tejido branquial y lesiones en el corazón, llamadas pancarditis.

Cuando existe una incidencia de lesiones por estreptococo en la carne del pescado, lo indicado es la no ingestión del animal. “Si el pescado tuvo estreptococo y se recuperó de la enfermedad, la carne aún es comestible. Lo que no se recomienda es la ingestión de carne de animales enfermos, puesto que algunas especies tienen un carácter zoonótico”, explica el veterinario.

Newsletter Universo de la Salud Animal

Reciba las principales noticias y información sobre el universo veterinario.