Acuicultura

Streptococcus agalactiae grupo B: conozca los serotipos que afectan a los peces

12 enero 2022

La bacteria Streptococcus agalactiae (grupo B) se destaca entre las especies del género Streptococcus por tener el mayor número de casos observados en la piscicultura

Datos de la Food and Agriculture Organization (FAO, 2020) muestran que la acuicultura es responsable de más del 50% del pescado destinado al consumo humano en todo el mundo. Sin embargo, factores como los brotes de enfermedades infecciosas pueden afectar negativamente este desarrollo. El género de la bacteria Streptococcus, por ejemplo, ataca el sistema central de los peces y se asocia con altas tasas de mortalidad, siendo considerado uno de los principales desafíos por los especialistas en la materia.

Este género engloba una amplia gama de especies patógenas, entre las que destaca Streptococcus agalactiae (grupo B) por tener el mayor número de casos observados. Siga leyendo para entender mejor cómo se manifiesta el agente y sepa cuáles son sus serotipos.

¿Qué es Streptococcus agalactiae?

El género Streptococcus pertenece a la familia Streptococcaceae y se divide en diferentes especies y subespecies bacterianas. Entre las principales especies relacionadas con casos de mortalidad en piscicultura se encuentran: Streptococcus agalactiae, Streptococcus iniae, Streptococcus parauberis, Streptococcus dysgalactiae, Streptococcus phocae y Streptococcus ictaluri.

En 1933, Lancefield clasificó los Streptococcus en distintos grupos serológicos, basándose en la presencia de polisacáridos capsulares. La bacteria Streptococcus agalactiae se considera la única especie del grupo B.
En la tilapia infectada por S. agalactiae, las manifestaciones patológicas más comúnmente observadas son pericarditis, epicarditis, miocarditis, endocarditis, meningitis y septicemia. El término genérico “estreptococosis” se utiliza para designar enfermedades septicémicas de etiología bacteriana causadas por este género de bacterias.

Streptococcus del grupo B: conozca los serotipos de S. agalactiae

Streptococcus agalactiae (o Streptococcus del grupo B) tiene 3 serotipos diferentes, según indica la veterinaria y zootécnica Alim Desiree Castillo. Según la especialista, los serotipos son: Ia, Ib y III.

Ella advierte que “el cuadro clínico que se presenta con cualquiera de ellos es similar y, por tanto, no es posible identificar a simple vista, sin la ayuda de pruebas de laboratorio, qué serotipo está causando las mortalidades (en peces)”.

“Se sabe que el serotipo Ib tiene una manifestación crónica, mientras que los serotipos Ia y III tienden a manifestarse de forma más aguda en verano o cuando las temperaturas suben. Sin embargo, es necesario utilizar técnicas de laboratorio específicas para determinar qué serotipo de S. agalactiae está presente en la producción”, explica la profesional.

¿Cómo los peces contraen Streptococcus agalactiae?

La enfermedad causada por Streptococcus agalactiae puede transmitirse a los peces directa o indirectamente. La transmisión directa se produce a través del contacto entre un animal sano y uno infectado. En cambio la transmisión indirecta puede ocurrir cuando la bacteria está presente en agua con poco oxígeno y alta concentración de amoníaco. No está indicada la ingestión de peces enfermos.

Streptococcus agalactiae: el tratamiento no es eficaz y la vacunación es la estrategia ideal

El tratamiento después de la infección por Streptococcus agalactiae no es factible. Por lo tanto, las principales medidas para el control de la enfermedad bacteriana se realizan a través de antibióticos, productos químicos en el manejo y alimentación de los animales y, principalmente, el uso de métodos inmunoprofilácticos.

“A la hora de elegir el programa de vacunación a aplicar, se deben realizar pruebas de laboratorio, como la técnica de PCR, para ayudarnos a determinar qué serotipos están presentes en la producción. Una vez hecho esto, es posible elegir qué programa de vacunación es el más completo para proteger a los peces de la mejor manera”, aconseja la veterinaria y zootécnica Alim Desiree Castillo.

En general, la vacuna utilizada para combatir Streptococcus agalactiae se produce a partir de bacterias inactivadas. Además de provocar una buena respuesta inmunitaria, esta alternativa suele ofrecer beneficios económicos. Independientemente del programa de vacuna elegido, es fundamental que los peces estén sanos para ser considerados candidatos a vacunas.

“También se recomienda poner al pez en ayunas durante las 24 horas previas, evitar manipulaciones estresantes antes, durante y después de la vacunación y utilizar siempre anestesia durante el proceso para evitar el estrés”, completa la especialista.

Podemos concluir que la mejor forma de evitar la contaminación por Streptococcus del grupo B es mediante un programa de vacunación basado en los serotipos presentes en la producción. Sin embargo, como los serotipos Ia, Ib y III desencadenan condiciones clínicas similares, es fundamental que se realicen pruebas de laboratorio para determinar qué serotipo está causando la mortalidad.

Además, el veterinario responsable de manejar el brote de la enfermedad debe conocer cómo funciona la vacuna contra la estreptococosis en los peces y orientar a los productores a implementar medidas de bioseguridad en el sistema de cría. Esta combinación de medidas preventivas es la forma más adecuada de evitar los impactos económicos provocados por la infección bacteriana.

* Alim Desiree Castillo se graduó en Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de México.