Acuicultura

La importancia de monitorear y controlar la calidad del agua en la producción de peces

30 junio 2022

La calidad del agua en la producción de peces influye en los patrones de crecimiento y reproducción de los animales

La calidad del agua en la producción de peces juega un papel fundamental en el éxito productivo. Esto se debe a que los animales realizan el intercambio de gases por difusión directa entre la sangre y el agua a través de las branquias, por lo que si el medio acuático tiene parámetros inadecuados, la salud de los peces se verá directamente afectada. Por ello, es necesario que exista un seguimiento efectivo de los principales índices de calidad del agua.

La calidad del agua en la piscicultura influye en el crecimiento y la reproducción de los peces

Según el médico veterinario y máster en Zootecnia Rodrigo Zanolo, los índices más importantes para evaluar la calidad del agua son el oxígeno disuelto, temperatura del agua, pH, amoníaco y alcalinidad. Explica que los valores de referencia pueden variar según la especie y da algunas estimaciones: “En general, para peces tropicales que incluyen tilapia, cachama negra, surubí pintado, bagre, entre otros, los niveles ideales de oxígeno deben estar por encima de los 5 mg/L; temperaturas entre 25 y 28 C°; pH entre 7,0 y 8,5 y amoníaco por debajo de 0,05 mg/L”.

Según una publicación de la Revista Panorama da Aquicultura, el nivel de oxígeno disuelto y la temperatura del agua en la producción de peces deben ser monitoreados diariamente. Esto reduce las posibilidades de que los tanques para cultivo de peces alcancen niveles críticos de oxígeno disuelto, asegurando buenos patrones de respiración, al tiempo que permite alcanzar el rango de confort térmico para las especies cultivadas. Otro artículo de la revista señala que cuanto mayor sea la temperatura del agua dentro del rango de confort térmico, mayor será el consumo de alimento y el crecimiento de los peces.

Aún con base en estos artículos, es de suma importancia que se realicen mediciones semanales de pH y amoníaco total en el agua. Si bien los valores extremos de pH perjudican el crecimiento y la reproducción de los peces, los niveles inadecuados de amoníaco disuelto también pueden retrasar el crecimiento del lote y desarrollar una tolerancia deficiente de los peces a los patógenos circulantes.

Acuicultura

Cómo controlar la calidad del agua en la producción de peces

Además de las herramientas más conocidas para el control de la calidad del agua en la piscicultura, como el oxímetro y los kits colorimétricos para medir los niveles de amoníaco y alcalinidad, Rodrigo Zanolo menciona los biorremediadores y los aireadores. “Los biorremediadores son productos a base de bacterias beneficiosas y con alta capacidad para oxidar el exceso de materia orgánica en tanques de producción y utilizados en presencia de los peces. Estos productos se añaden al agua de cultivo siguiendo las indicaciones técnicas de los fabricantes. Otra tecnología muy importante para mantener la calidad del agua en el cultivo son los aireadores, capaces de incorporar o mantener buenos niveles de oxígeno en un tanque de cultivo mediante una acción mecánica con la ayuda de palas, que incorporan oxígeno directamente del aire al agua de cultivo”, detalla el profesional.

En cuanto a las estrategias para mantener una buena calidad del agua, la correcta sanitización de los tanques es fundamental. “La limpieza de los tanques debe realizarse siempre en el intervalo de un ciclo de producción a otro. En este punto, se elimina todo el exceso de materia orgánica. Normalmente, la limpieza de los tanques no se puede realizar con la presencia de los peces debido al estrés generado e incluso a la dificultad operativa de realizar este manejo con la presencia de peces en el interior de los estanques, ya sean estanques de red o estanques excavados” , concluye Rodrigo.

En resumen, se comprende la importancia de monitorear la calidad del agua en la piscicultura cuando se entiende que los niveles de pH, temperatura, amoníaco y oxígeno disuelto, por ejemplo, tienen una influencia directa en los mecanismos fisiológicos de los peces. Así, además de controlar los parámetros del agua, se deben establecer cuidados sanitarios, como la limpieza de los tanques y la recolección diaria de peces muertos en la producción piscícola.

* Rodrigo Zanolo es médico veterinario, máster en Ciencia Animal y Gerente de Mercado de Acuicultura en MSD Salud Animal.