Animales de Compañia

Parásitos en perros: ¿Cómo instruir a los tutores para que reduzcan los riesgos en el hogar?

9 febrero 2022

Para prevenir la aparición de parásitos en los perros, los veterinarios deben instruir a los tutores sobre el uso adecuado de medicamentos para garrapatas y pulgas

Los parásitos del perro se pueden clasificar en ectoparásitos y endoparásitos, siendo las pulgas, garrapatas, ácaros, giardia y helmintos los principales. Estos parásitos pueden causar desde picazón intensa, como es el caso de las infestaciones por pulgas, hasta enfermedades más graves que pueden provocar la muerte, como la “enfermedad de la garrapata”.

Por lo tanto, es importante adoptar medidas preventivas para asegurar una mejor calidad de vida a la mascota, especialmente porque el ambiente domiciliar puede ser una fuente de proliferación de estos parásitos en los perros. Y, además, muchas enfermedades provocadas por parásitos tienen potencial zoonótico, es decir, pueden transmitirse al ser humano. Para entender mejor cómo los veterinarios pueden instruir a los tutores sobre la reducción de los riesgos en el hogar, hablamos con la veterinaria Thais Wendling.

Por cada parásito externo de un perro, hay 20 más en el ambiente del hogar

Thais señala que los parásitos del perro pueden estar en cualquier lugar, incluso en un ambiente doméstico limpio y aireado. “Cabe destacar que solo el 5% de las pulgas y garrapatas se encuentran en el animal, es decir, el 95% se encuentra en el ambiente, en sus formas inmaduras (huevos, larvas, pupas o ninfas). Por lo tanto, la prevención es fundamental, incluso en los perros que solo permanecen en el interior de las casas. De esta forma, es posible proteger a los animales de las infestaciones de pulgas y garrapatas, y ayudar en el control ambiental”, afirma.

En el caso de las garrapatas, esto se debe a que la mayoría de las etapas de su ciclo de vida tienen lugar en el medio ambiente. Por ejemplo, la garrapata R. Sanguineus, que transmite la babesiosis canina (una de las principales zoonosis transmitidas por garrapatas en perros), se localiza en las grietas de las paredes y en la vivienda del perro cuando está en período de cambio de fase del ciclo. Esto dificulta su eliminación, puesto que es difícil visualizar el artrópodo en esta etapa del ciclo.

BRAVECTO

Prevención de parásitos en perros: los tutores deben mantener actualizada la vacunación y desparasitación del animal

Para reducir los riesgos en el hogar, la veterinaria enfatiza que es importante instruir a los tutores sobre mantener actualizados los protocolos de vacunación y desparasitación del perro, así como asesorar sobre el uso de productos que ayuden a controlar los ectoparásitos.

“Hoy en el mercado no faltan opciones de prevención contra pulgas, garrapatas y ácaros. Hay tabletas masticables, pipetas de aplicación, aerosoles y collares antiparasitarios, que además tienen la ventaja adicional de protección contra el mosquito de la paja, vector de leishmaniasis. La elección del método de prevención debe hacerse junto con el veterinario, ya que, dependiendo de la región donde viva el perro y su rutina, puede ser necesaria la asociación de dos métodos”, afirma.

Respecto al protocolo de desparasitación, Thais recuerda que es necesario respetar el intervalo indicado por el veterinario.  “Se debe iniciar con el perro aún siendo cachorro, entre los primeros 15 y 30 días de vida. En la edad adulta, la recomendación varía según el estilo de vida del animal. Los perros que tienen la costumbre de caminar, que tienen contacto con otros animales, se recomienda que la desparasitación se realice cada 3 meses. Los animales predominantemente domésticos pueden repetir la dosis cada 6 meses”, concluye

El control ambiental es fundamental para prevenir las infestaciones de parásitos en perros

Estas medidas de control en el animal deben estar asociadas a estrategias para eliminar ectoparásitos en el ambiente, incluyendo la limpieza con productos adecuados de superficies como alfombras, paredes, grietas, desagües, pisos y vivienda del perro. Esto sirve para que los tutores reduzcan el riesgo de infestaciones parasitarias, ya que los perros domésticos pasan la mayor parte del tiempo en casa. Otras acciones para ayudar al control ambiental incluyen la aplicación de insecticidas específicos en el ambiente y la remoción de escombros del patio o del terreno al que el perro tiene acceso.

En resumen, los tutores deben ser conscientes de que la prevención es fundamental, incluso en perros que no tienen acceso a las calles, ya que algunos de los parásitos como pulgas y garrapatas, ingresan a la casa donde vive la mascota no solo a través de paseos, sino también a través de ropa y zapatos. Así, los veterinarios deben enfatizar a los dueños de mascotas la importancia de cuidar el ambiente para evitar infestaciones parasitarias.

* Thaís Wendling Gomes (CRMV / MG 21770) es graduada en Medicina Veterinaria de la UNIVIÇOSA y es miembro de la Sociedad Latinoamericana de Dermatología Veterinaria.